¡HOLA! BIENVENIDOS A DISFRUTAR, COMPARTIR Y CRECER.

EL CAMINO QUE VA TAMBIÉN ES EL QUE VUELVE Y POR ÉL, MARAVILLOSA E INEVITABLEMENTE, TRANSITAMOS TODOS, JUNTOS...

LA PACHA NOS RECLAMA Y ES HORA DE COMENZAR A ANDAR DE SU MANO.

ESTE ESPACIO ES UNA INVITACIÓN A HACERLO, VIAJANDO A LAS RAÍCES, A LA SABIDURÍA Y LA CULTURA DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS.

viernes, 8 de junio de 2012

El ritual del Yamurikumã del pueblo Kamayurá

Tanto en la mitología como en la historia oral de ese pueblo, la aparición del pequi está vinculada a la fertilidad y al poder creativo de las mujeres. De hecho, los matrimonios mixtos entre los grupos del alto Xingú se expresan de forma ritual a través del pequi, símbolo de la fertilidad en la cultura de la región.

La casa de las flautas, en el centro de la aldea, esconde instrumentos que las mujeres pueden oír pero que no pueden ver. Las flautas descansan colgadas de la viga central del techo y pueden ser tocadas en cualquier momento por un grupo de tres hombres en el interior de la casa. De noche, cuando las mujeres se retiran, las flautas pueden ser llevadas al patio. También salen al aire libre en ocasión de las tareas colectivas masculinas y son retribuidas con alimentos por aquel favor que es realizado. En esas ocasiones las mujeres deben permanecer encerradas en sus casa.

Pero las mujeres invierten esa situación en el rito del Yamurikumã (en terminología kamaiurá, la más difundida en la región), realizado en la estación seca, en el cual ellas actúan con armas los movimientos típicamente masculinos usando los ornamentos de plumas y sonajas en los tobillos que normalmente son utilizados por los hombres; luchan, e inclusive realizan el huka huka.

Recibiendo a los invitados de otras aldeas, que acampan en las proximidades (igual que en Kwarup), las participantes entonan canciones que se refieren a la sexualidad masculina. Hay varios tipos de canciones, algunas mencionan los eventos de origen de esa ceremonia, muchos reproducen la estructura de las performances masculinas con las flautas y otras simulan explícitamente la sexualidad agresiva de los hombres frente a ciertas mujeres. Los hombres, que pueden ser agredidos, se retiran.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada